Notas sobre la fotografía narrativa

“El lenguaje de la fotografía articula la historia, en la medida en que la historia da sentido a la fotografía”

Fontcuberta, 2004.

 

Las imágenes hablan, transmiten emociones y sentimientos. La magia de una fotografía no consiste solo en la técnica si no en la historia que cuenta. Todas las fotos que nos llaman la atención, cuentan una historia y nos transmiten algo. A veces la historia es real y otras inventada.

La narrativa fotográfica estar una sola fotografía o en una serie de fotografías con una historia que las une.

Hoy voy a desvelar ciertos elementos importantes en la narración fotográfica:

Un protagonista: Necesitas un elemento protagonista. Puede ser una persona, un animal o un objeto. Los humanos en general llaman más la atención del espectador. La presencia de personas, directa o indirectamente, es clave en una historia. El personaje refleja emociones claramente identificable (risa, confusión, placer, miedo etc.). No es necesario incluir personas en la foto, a veces basta solo un detalle humano. Es importante definir bien tus personajes. En el caso que la persona aparezca en la fotografía debes buscar bien a tus modelos y y no dejar detalles a la suerte.

Una referencia física: Un lugar donde ocurre la historia. Por ejemplo, una ciudad, una calle o una casa. Eso ayudará al espectador a recrear la historia.

Una referencia temporal: La fotografía debe tener un contexto temporal explicito o implícito (año, horario etc.).

Un contexto emocional: Define bien la emoción que quieres transmitir con tu fotografía. En una imagen puede haber varias emociones pero una emoción tiene que dominar.

Leave a comment